LA NARRACIÓN Y LA DESCRIPCIÓN

Los abogados, cualquiera que sea su rol, litigante o servidor público, narran los hechos. Cuentan y reconstruyen historias reales. Las demandas y la contestación, las denuncias, las querellas, las acusaciones plantean unos hechos que hay que probar para reclamar el derecho. Esos hechos ocurren en unas determinadas circunstancias de modo, causa, tiempo, lugar y finalidad. Igualmente, es necesario describir: fijar las características de una persona, de una cosa o de un lugar.

En este capítulo se persiguen los siguientes objetivos: (i) Ofrecer una reflexión cuidadosa sobre la importancia que debemos dar a los hechos, pues estos son la expresión del conflicto que va a ser resuelto, un componente central del problema jurídico y el eje central de la prueba y de la argumentación. (ii) Examinar la estructura de la narración. (iv) Dar pautas para identificar los hechos jurídicos que contiene la norma para poder confrontarlos con los hechos que ocurren en la vida real para realizar su reconstrucción y posterior calificación jurídica. (v) Explicar la función y la importancia de la descripción en los textos jurídicos. (vi) Ofrecer recomendaciones para narrar adecuadamente los hechos.




0 vistas