EL DEBATE Y LA REFUTACIÓN

El debate es un acto comunicativo, en el cual se exponen ideas contrarias sobre una tesis o un tema con el uso cruzado de argumentos. El debate y la refutación tienen naturaleza dialéctica y son expresión del principio de contradicción propio de los procesos judiciales; se plantea una controversia o se define el objeto de un litigio que va a ser objeto de una decisión. Las partes interesadas preparan su participación mediante la exploración de las hipótesis de solución o las teorías del caso que van a defender o atacar. Cuando debatimos enfrentamos la posición contraria con razones.

El debate es propio de entornos democráticos. Y está presente en diversos escenarios como los parlamentos, las juntas directivas, las asambleas, en el trabajo en equipo y en los procesos judiciales dialécticos en los cuales se discuten diferentes teorías del caso frente al litigio llevado a los estrados. La refutación es la acción de refutar con argumentos y pruebas con el fin de destruir las razones del adversario. Podemos construir una tesis con argumentos, pero cuando refutamos buscamos destruirla, demolerla. Los conceptos conversación, debate y refutación son manifestación de la comunicación humana y están interrelacionados porque cuando conversamos y debatimos aparecen argumentos que tiene el fin de destruir las razones adversas.

De acuerdo con esta panorámica, este capítulo persigue los siguientes objetivos: (i) Examinar la importancia del debate y la refutación para cumplir materialmente con los derechos de defensa y contradicción propios del debido proceso. (ii) Sensibilizar a los abogados y servidores públicos que toman decisiones, en las que se puedan ver comprometidos los derechos de los ciudadanos, para que asuman y cumplan, con especial celo y conciencia, la realización del principio de contradicción, mediante la obligada respuesta a los alegatos de las partes, en interacción comunicativa y dialéctica, para legitimar las decisiones y garantizar efectivamente el acceso a la administración de justicia, el debido proceso, el derecho de defensa, la motivación y la impugnación. (iii) Determinar los escenarios en donde se da la refutación y los asuntos jurídicos que puede ser objeto de refutación. (iv) Identificar la estructura y los pasos de la refutación.



0 vistas