¿cómo crear el texto jurídico oral?


Este libro responde la pregunta:

La palabra “cómo” se refiere a la manera de hacer algo, a las habilidades o competencias requeridas para crearlo. También como arte, entendido este como la creación de un producto con fines comunicativos y estéticos. Escribir y hablar en público son artes. Crear es producir un texto a partir de las propias competencias. Son sinónimos idear, construir. En el diccionario de la Real Academia Española crear es producir algo de la nada. Al escribir partimos de la nada de la hoja en blanco y se inicia el proceso de creación. Y para crearlo se usan diversos recursos o insumos que expresan ideas o sentimientos. Bien dice Carmine Gallo que el elemento artístico de la persuasión está respaldado por fundamentos científicos sólidos[1].

Por las razones vistas, los objetivos generales de este trabajo son más prácticos que teóricos: reconocer y trabajar sobre el conjunto de las competencias necesarias para la solución de los conflictos y la creación de textos jurídicos de calidad orales o escritos. En la creación de los textos se busca sensibilizar sobre la necesidad de aprender a redactar los escritos y, además, hablar en público en las audiencias. Todo con el fin de contribuir a la eficacia y mejoramiento de la administración de justicia y al ejercicio de la profesión de abogado.

La creación del texto es una tarea compleja y exigente, porque para obtener un producto de calidad hay que agrupar todas las herramientas y todos los insumos necesarios. Si falta alguno se puede fracasar. En efecto, se pudo haber estudiado muy bien un caso, se conoció el expediente, la ley, la doctrina, la jurisprudencia, y por ello tener muy buenas ideas, pero estas se pueden perder o hacer incomprensibles, porque al final no me pude expresar correctamente. No pude estructurar con orden y claridad una sentencia o un alegato; use de manera inadecuada el lenguaje porque no maneje bien los conceptos, las oraciones, los párrafos, los signos de puntuación, las partículas de enlace o los conectores del texto; o me asusté y me bloqueé cuando traté de pronunciar un alegato oral en una audiencia.

En suma, para lograr el reto de buscar el mejoramiento de la calidad de la producción jurídica, hay que contar con unas competencias variadas e interdependientes, pertenecientes a diversas disciplinas.

[1] Carmine Gallo, Hable como en TED. Nueve secretos para comunicar como los mejores. Conecta, segunda reimpresión 2017. P. 273.

#oral #argumentación #escribir #texto

0 vistas